LETRAS DE TRAPO I. En busca de la B perfecta

Dentro de muy poco nacerá mi sobrino Max. Ya tiene la habitación preparada y los cajones llenos de ropa.

Quiero hacerle un montón de cosas, pero lo de las prendas de vestir está descartado de momento, porque todavía no ha nacido y no creo que tenga tiempo para llevar todo lo que ha ido llegando a casa de sus padres.

Decidí hacer las letras de su nombre en tela. Es una suerte que se vaya a llamar MAX. Si hubiesen elegido otro nombre, como por ejemplo BARTOLOMÉ, con tantísimas letras, hubiese tenido un problema.

Y aquí está el resultado

Letras para MAX

Letras para MAX

Por la otra cara

Por la otra cara

Como son letras simétricas, hice un lado en un color y el contrario de otro. De esta manera pueden irse combinando.

Las letras de MAX en su destino

Las letras de MAX en su destino

A los padres de la criatura les encantó el regalo (la verdad es que a mi también me gustó mucho como quedó). De manera que me animé.

VOY A HACER TODO EL ABECEDARIO.

La A, ya la tenía. Había quedado bien desde el principio. Tocaba la B.

Ay! la B. Parece fácil, eh! Pues no, no lo es.

Este fue mi primer intento

Así quedo mi primer intento.

Así quedo mi primer intento.

Después de haber hecho el patrón, escogido las telas, copiado, cortado, cosido, recortado, girado, y empezado a rellenar, ver el resultado me resultó un tanto fustrante.

Pero si algo tiene de bueno ser de ascendencia aragonesa es que no me rindo tan fácilmente. Algunos lo llamarán perseverancia, yo lo llamo mejor cabezonería.

Que no me sale? Cómo que no me va a salir!!  Como que me llamo Teresa, que yo hago una B decente.

Así que ya me tienes levantándome a las siete de la mañana un domingo. Y mientras la familia duerme (incluidos gata y perro), he repetido el proceso : hacer patrón, copiar en la tela, cortado, cosido, recortado, girado y rellando. He ido descubriendo el porqué de las cosas, y he ido introduciendo, a corde con mis descubrimientos, pequeños cambios en el patrón de la letra hasta que….. TARARÍIÍÍÍÍÍI

Aprendiendo a trompicones

Aprendiendo a trompicones

LO ENCONTRÉ!!!

Por una cara

Por una cara

y por la otra cara

y por la otra cara

SEÑORAS Y SEÑORES: TENGO UNA B DECENTE!

Todavía podría incorporar algunos cambios en busca de la perfección. Pero siendo consciente de que la perfección es inalcanzable y siguiendo una de las máximas preferidas de mi amiga Montserrat :” LO MEJOR ES ENEMIGO DE LO BUENO”, he decidido que mi B es suficientemente buena, y voy a reservar las energías para las letras a las que no me he enfrontado todavía.

Feliz resto de domingo. Yo voy a premiar mi “perseverancia” con un café y un croisant de chocolate.

Esta entrada fue publicada en adornos, costura, decoración y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LETRAS DE TRAPO I. En busca de la B perfecta

  1. Pingback: LETRAS DE TRAPO II. EL ABECEDARIO COMPLETO | cosesquecuso

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s